Madrid. Centro Histórico.

También en este caso, por iniciativa propia entre encargo y encargo, se lanzaba mi padre en el año 2000 a dibujar el centro histórico de la ciudad de Madrid, concretamente el Madrid de los Austrias y alrededores. Poco a poco, cuando su tiempo libre se lo permitía, y con la paciencia y la minuciosidad que tanto le caracterizaban.

El resultado fue la siguiente lámina, de tamaño 40x60cm, que no llegó a publicarse nunca, y que no está del todo terminada, pues falta colocar sobre el mapa la numeración correspondiente a la leyenda.

Lámina Madrid montada email

 

Para su realización, dibujó primero la ciudad por partes y luego, las fue encajando con el ordenador. A continuación os muestro algunos de esos dibujos, dónde se puede apreciar mejor la rigurosidad con la que trabajaba.

 

Copy of Ramales
Ramales

 

Copy of Casa de le Villa
Casa de la Villa

 

Copy of San Isidro
San Isidro

 

Pero estos dibujos no son sólo un reflejo fiel del Madrid del año 2000 sino que suponen un interesantísimo estudio acerca de la transformación de la ciudad a lo largo de los últimos 350 años, pues como base, utilizó los planos del cartógrafo portugués Pedro Texeira, cuando dibujó la ciudad en 1656 bajo el reinado de Felipe III. Mi padre dedicó una entrada a esta comparativa en su blog http://trazosybosquejos.blogspot.com.es/

 

Anuncios

Dibujando el barrio

He escogido para esta primera entrada los dibujos que mi padre utilizó para inaugurar su blog, http://trazosybosquejos.blogspot.com.es, allá por el 2010, en uno de esos periodos, en los que como buen autónomo, carecía de trabajo y andaba a la búsqueda de nuevos proyectos. El blog pretendía por un lado mostrar su trabajo, pero también (o sobre todo) era un instrumento para poder hablar de una de sus grandes pasiones: las ciudades. Y para ello recurrió a numerosas vertientes artísticas, desde el cine hasta el cómic, aunque principalmente lo hizo a través de la pintura.

Estos dibujos que presento aquí están realizados, igual que el blog, en uno de esos periodos de no trabajo. No sé que es lo que realmente le motivó a salir un día a la calle y recorrer el barrio en busca de rincones que dibujar porque, como él mismo dice en su blog, como buen barrio moderno que es el nuestro, carece de elementos significativos dignos de dibujar.

Y sin embargo, aquí está el resultado. Tres maravillosos rincones del barrio hispanoamericano de Chamartín, en torno a la calle Principe de Vergara, dibujados a lápiz, escaneados e impresos en papel verjurado para finalmente colorearlos en acuarela.

Tres rincones de nuestro barrio y de nuestra vida.